Las cámaras termográficas son dispositivos que traducen la energía térmica (calor) en luz visible para analizar un objeto o una escena en particular. Estas imágenes pueden utilizarse para un diagnóstico inmediato o procesarse a través de un software especializado para una mayor evaluación, precisión y salida de informes.

Las cámaras térmicas se utilizan en muchas aplicaciones y no solo se limitan a aplicaciones domésticas. Estas son algunas de las aplicaciones más comunes de las cámaras térmicas en un conjunto variado de industrias.

Pueden ser usados en el mantenimiento de cableado eléctrico, comprobación de equipos trifásicos, seguridad, salud, instalaciones mecánicas, detección de gas, etc. Pueden servir para detectar a través de áreas llenas de humo para evaluar información útil sobre las partes del fuego donde aún están calientes.

Pueden servir para realizar un seguimiento de la humedad y la eficiencia energética dentro de las propiedades domésticas y comerciales mediante una cámara térmica. Casi todos los grupos policiales del mundo cuentan con tecnología de imagen térmica en forma de cámaras integradas, ya sea montadas en el equipo individual o en vehículos. En los últimos años, las cámaras termográficas también se utilizan cada vez más en la seguridad del hogar. Dado que la imagen térmica puede descubrir puntos calientes incluso en noches oscuras, es fácil detectar intrusos que se esconden detrás de arbustos o velos finos.

Llama a American Security Los Cabo y aprende más sobre este interesante tema.