La domótica es la tecnología que se integra en un recinto cerrado para controlar a distancia ciertos servicios de energía eléctrica, seguridad, climatización y comunicación. Puntualmente, esta tecnología se apoya del Wifi u otros medios para gestionar el control de distintos tipos de dispositivos.

De acuerdo al sitio Wikipedia, el término proviene de la unión de la palabra “domus” (casa en latín) y “autónomo” (que se gobierna a sí mismo). La domótica utiliza una gran variedad de dispositivos como sensores, actuadores, interruptores y un sistema de control centralizado para controlar electrodomésticos y aparatos electrónicos con esa tecnología de intercomunicación.

A continuación, enlistamos algunos ejemplos donde se aplica la domótica:

  • Climatización y calderas (programación de termostatos)
  • Control de toldos y persianas eléctricas
  • Apagado general de todas las luces de un edificio
  • Automatización del apagado/encendido de la energía eléctrica
  • Regulación de la iluminación
  • Alarmas
  • Detectores de incendios